RAMÓN GUALDA, se impregnó de arte en su juventud durante sus años de vida parisina. A partir de ahí, dedicaría su vida al arte y a la historia. Conocedor y amante profundo, selecto coleccionista, fundó en 1987 con su mujer Pilar, el Anticuario R. Gualda. Su nieta Marta, a su regreso de Berlín en 2010, continuó la actividad creando un proyecto de modernidad que mantiene la esencia de lo tradicional, convirtiendo el espacio en rincones de relatos enmarcados.  Desde el escritorio de un viajero inglés obsesionado por la cosmología, hasta la solemnidad del arte sacro. Desde la fuerza del fuego y del trabajo del hombre que moldea el hierro,  hasta la casa mudéjar repleta de la luz de la cerámica y de la cacharrería tradicional granadina. El anticuario de Marta es una colección ecléctica pero con gracia y soltura, cuyo nexo de unión es la belleza, la calidad, el detalle, el adorno sutil, es la divinidad a medida de la mano, es el gran diseño.

De lo funcional a lo artístico, de lo útil a lo bello. La magia de la inspiración y la fuerza del trabajo del hombre deben ser preservadas, conocidas, valoradas y cuidadas. Esa es la tarea del buen anticuario: recuperar, observar, conservar, estudiar, exponer y ofrecer, a quien sepa apreciarlo, el legado de una identidad cultural que debe permanecer viva por muchos siglos que tenga, y muchas modas que pasen.

ramon-gualda-jpg

Como nos recuerda un antiguo dicho inglés: “Una cosa bella proporciona goce eterno, a pesar de ser vista continuamente nunca pierde su atractivo, ni cansa, ni envejece, antes bien su belleza, su majestad y su significación aumenta a medida que nos familiarizamos con ellas, lo cual es una verdadera prueba de suprema literatura, de satisfacción ética y de religioso significado”

— Powell, 1924

Marta Castillo Gualda es la directora de Anticuario R. Gualda desde 2010.

Con residencia en EEUU y Granada, viaja cada poco tiempo a España en busca de antigüedades y obras de arte para el mercado americano.

Centrando su búsqueda en pintura, escultura y objetos de arte, especialmente españoles del siglo XVII.

Su principal labor no es sólo la búsqueda de tesoros, sino también su riguroso estudio, catalogación y expertización de las obras, contando así con diversas opiniones de especialistas del sector.

marta castillo gualda